login
Usuario   Contraseña 
cabecera del blog de provimad
09

El curioso caso del 14Z

posted on
El curioso caso del 14Z
El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

El DNI se instauró en 1951, cuando se emitió el primer carné con el número 1 perteneciente al General Franco. Para la Familia Real, se reservaron los números del 10 al 99, algo que por muchos es sabido, pero especialmente por los trabajadores de la Agencia Tributaria y por los Notarios.

En 2005, Hacienda instauró un programa informático en los despachos de Notarios para que pudieran colaborar mediante la informatización de las actas que firmaban para hacer frente al blanqueo de capital y al fraude fiscal. La utilización de dicho programa, les permite remitir a Hacienda un “Índice” con la información de las escrituras que se realizan. Al parecer, para realizar un acta notarial, no es necesario incluir, en los documentos de escritura, el DNI del causante, ya que puede estar muerto, y en ese caso, es un número inexistente que no tiene valor, pero desde el punto de vista fiscal, es necesario incluir dicho número de DNI en los Índices que Hacienda recibe de los despachos notariales, para poder identificar físicamente a un individuo. Así que cuando se empieza esta colaboración, lo que para unos no era necesario ya que no aportaba ningún dato “extra”, se convierte en indispensable a nivel fiscal.

Al instaurarse el sistema informatizado, empiezan a plantearse algunos problemas que deben ir solucionándose a medida que van surgiendo, es decir, se hace un “test” de este programa y se notifica a la empresa de lo que funciona bien y lo que no. Los problemas con el índice se producen entre 2006 y 2007, y son errores administrativos en el proceso de transmisión de los datos. El programa exige que se rellene el campo del causante, para el que en muchos casos, no se dispone de los datos. Según Jose Javier Castiella, notario de Castilla la Mancha, los empleados consultaron a los técnicos informáticos de la empresa que elaboró este programa y estos “les facilitaron el consejo verbal pero no escrito” de que probaran de añadir un número aleatorio en ese campo para el que no se tenía el número de DNI.

Enlazando con el tema que nos ocupa, a nuestra Infanta Cristina la están investigando por casos que no Nós vamos a poner a contar ahora ya que al parecer no tienen nada que ver con lo sucedido. El juez Castro solicita unos informes que Hacienda y los registradores de la propiedad facilitan sobre la Infanta y en estos aparecen cuatro escrituras, una de compraventa y tres de herencia de las que resultan las 13 fincas de las que estamos escuchando hablar desde hace ya tiempo, en las que el número de identificación fiscal del causante es el 14Z, número asignado a la Infanta. Parece ser que cuando esos empleados llamaron al servicio técnico y les comentaron que podían elegir un número al azar, ellos decidieron escoger el 14, todos el mismo número, para rellenar el campo vacío. No el 13, que por superstición no fue asignado a ningún miembro de la familia Real, sino el 14, que les parecía muy mono y bonito. Resulta que ha habido un tremendo error, y las 13 operaciones que se le han atribuido de venta de inmuebles no las ha realizado ella. ¿Cómo ha podido pasar algo así? Es decir, no estamos hablando de un personaje cualquiera, estamos hablando de una Infanta, y colocar datos sobre un miembro tan representativo de nuestro país, al tun-tun, no es algo que se pueda pasar por alto hasta trece veces, ¿No?

No creo que el caso en cuestión sea como para quitarle importancia al asunto. Si alguien decide atribuir mi número de DNI a este tipo de operaciones, les aseguro que me quejaré, y más si en medio de un proceso judicial esto se convierte en un asunto público. Pediré explicaciones, dimisiones y lo que haga falta. Como empresario, si en mi empresa alguien comete este tipo de error, no me quedaré tranquilo, asumiré mi responsabilidad; es decir, si he emitido un informe no contrastado que contiene errores, la culpa es mía. Internamente puedo realizar las acciones que considere oportunas, pero no culparé a los notarios o a los trabajadores, asumiré que yo mismo he permitido que se adjudiquen operaciones a alguien, sea la Infanta o la carnicera de mi barrio.

La situación es preocupante, mientras unos juegan al patio del colegio señalándose con el dedo, las informaciones son cada vez más confusas y la pelota se está haciendo cada vez más grande. Está claro que no podremos saber si se trata de una trama corrupta, o de un error, porque no estamos dentro para verlo con nuestros propios ojos, pero lo que está claro es que el filtrado de esta información ha puesto nerviosos a algunos. Leíamos en Vozpópuli, este extracto de un artículo: “La sucesión de errores es tal y tan compleja que las fuentes periciales consultadas por Vozpópuli sugieren que la mecánica responde más a una posible trama de blanqueo de capitales en las que los responsables utilizan DNIs y referencias registrales para atribuirse propiedades y aflorar con ellas dinero negro, con o sin el consentimiento de los titulares de esos DNIs. "Las falsas transmisiones de propiedades inmobiliarias pueden ser usadas como avales bancarios o presentadas como activos en operaciones de blanqueo", explican esas fuentes.”

Veremos cómo evoluciona esta trama, aunque por lo que podemos observar, hace días que se ha enmudecido el debate y se ha dejado de comentar. El caso se ha cerrado con la dimisión de la directora de la Agencia Tributaria, Beatriz Viana, y no ha dicho ni “mu”. Alguien habrá decidido que es mejor estar callado, quizá lo mismo que pasó en 2006 cuando empezaron a aparecer operaciones extrañas, o quizá lo que pasa a diario entre políticos y partidos. Son temas meramente administrativos los errores bancarios, el dinero en cuentas extranjeras o las primas y sueldos de cada caso que sale a la luz, al final la culpa será de los trabajadores, como siempre, es bueno tener un cabeza de turco que se manche las manos con un “marrón” de vez en cuando. Total, quien pueda decir que nunca, nunca, nunca ha mirado hacia el otro lado en alguna pequeñez… que tire la primera piedra, que el resto le seguimos.
Posted in: Actualidad | Tags: | Comments (0) | View Count: (2660)

Post a Comment

Archivo

Categorías

Todos los servicios
de provimad

epropiedad

emercantil

etrafico

enotifica

evalora

Estamos a
tu disposición

902 500 319

8:15 a 15h y de 16 a 17h
Viernes de 8:30 a 15:30h

hola@provimad.es

facebook  twitter  linkedin  youtube





Certificado IQNet    Certificado Aenor    Distintivo de Adhesión al Sistema Arbitral de Consumo de la Comunidad de Madrid    Aviso legal  |  Condiciones de uso  |  Política de privacidad

dummy