login
Usuario   Contraseña 
cabecera del blog de provimad
16

Una sentencia… ¿polémica?

posted on
Una sentencia… ¿polémica?

Hace pocos días, ha salido publicada una noticia que ha alarmado por su titular. "Una jueza de Sevilla ha dictado una sentencia de divorcio en la que ha ordenado dividir en dos una misma vivienda, de forma que cada cónyuge se quede con una parte, pese a que el piso es propiedad de los padres del marido. La magistrada de Familia 7 explica que el piso consta de 250 metros cuadrados, que en realidad son dos viviendas unidas, por lo que con unas "mínimas obras de adaptación" puede quedar dividido en dos partes independientes, una con cuatro dormitorios y tres baños y la otra con tres dormitorios y dos baños. El piso, situado en Sevilla, es propiedad de los padres del marido, pero la jueza recoge que, desde que hace un año la pareja decidió disolver su matrimonio, no han tomado ninguna acción contra su nuera y dos nietas, que se quedaron en él, por lo que deduce que no desean desalojarlas." (FUENTE: Agencia EFE)

Antes de definirnos a favor o en contra de esta sentencia, veamos qué supone para cada miembro de la familia la resolución que se ha dictaminado.

En primer lugar, para poder realizar estas obras se debe solicitar permiso de segregación mediante un formulario. Paula García Fernández, Colegiada nº 5.772 del Real e Ilustre Colegio de Abogados de Zaragoza escribe en Leyrespuestas.es que se debe "solicitar al Ayuntamiento correspondiente" y que "la documentación a aportar básicamente es: copia o escritura de propiedad, croquis explicativo de la segregación y propuesta del  plano de situación, tasas, y último recibo del IBI". A su vez, se debe notificar a la comunidad, en el caso de pertenecer a un edificio de viviendas, para determinar si se permite realizar tal segregación. Una vez realizados estos pasos, y aceptada la petición, el solicitante debe presentar un proyecto de obras realizado por un técnico cualificado y solicitar al ayuntamiento la licencia de obras. Cuando estas han terminado, habrá que tramitar la cédula de habitabilidad e inscribir las viviendas resultantes en el Registro de la Propiedad del municipio correspondiente a nombre del titular o propietario de las mismas. Posteriormente se realizará la inscripción en el Catastro aportando el documento del Registro de la Propiedad y un fotocopia del titular de las viviendas, inscribiéndose en ellas como usufructuarios al exmarido y a la exmujer, para que cada uno pague sus correspondientes tasas a la AEAT, aunque al ser la vivienda habitual de éstos no se les deberá imputar renta inmobiliaria.

Se debe tener muy claro que el Registro de la Propiedad y el Catastro son dos entes que funcionan de forma separada y en muchos casos no paralela ya que puede haber discrepancias entre la información que figura en el Registro de la que figura en el Catastro, pero el procedimiento adecuado a realizar en esta situación debería ser el que acabamos de mencionar en el anterior párrafo. En el Registro de la Propiedad se indica quién es el propietario de esa vivienda, legalmente el titular del bien, por lo que la mujer, en este caso, no podrá obtener ningún tipo de beneficio de explotación de la vivienda ya que en ningún momento se le otorga la titularidad, solamente el derecho a uso de la vivienda, como suele ocurrir en muchos trámites de divorcio. Es habitual que ese uso finalice cuando los hijos ya no viven más en el domicilio, por lo que entonces deberá buscar otro apartamento. En el Catastro, se deben dar de alta los bienes inmuebles que tiene cada persona, aunque no sean de su propiedad. Se supone, que dada la buena voluntad de los abuelos paternos, cada ex cónyugue debería registrarse como usufructuario de la vivienda para que el titular no deba pagar impuestos de una segunda residencia que está siendo habitada por otra persona.

En este caso, la resolución de la juez beneficia a ambas partes, ya que desde el inicio de su relación la pareja vivía en esa casa, era la residencia familiar, por lo que los padres del exmarido ya permitían que usaran el domicilio. Las hijas seguirán viviendo en su casa, que tiene suficientes metros cuadrados como para dividirla en dos y seguir siendo grande, y el marido no debe costearse un alquiler en otra vivienda ya que mantiene la suya. Ponernos a especular sobre la familia de él o los padres, de si es justo o injusto para ellos… Bien, en cualquier caso no han apelado la sentencia por lo que podemos deducir que no les "molesta" que sus nietas sigan viviendo en la casa, que no tengan que ver a su madre en un cuchitril, ya que si no tiene trabajo difícilmente podrá encontrar un apartamento decente, y además no les supone realizar un cambio brusco, más que el de adaptarse a vivir en la misma casa dividida en dos.

La mujer no tendrá que alejarse de sus rutinas ya que mantendrá parte de su vivienda, de la misma manera que el marido, que seguirá trabajando en su oficina y disfrutará de las habitaciones y vivienda restantes. Las niñas podrán visitar a ambos padres ya que solamente deberán cruzar una puerta y además no sufrirán traumas asociados al cambio de vivienda o a la separación por largos períodos de tiempo de uno de sus padres ya que estarán cerca de ambos.

Actualmente vivimos una situación de paro espectacular que sigue agravándose, hay crisis económica y no es fácil encontrar trabajo. No se trata de romper un matrimonio y que el que tiene menos recursos, en este caso la mujer, "se busque la vida" porque esta situación repercute en el bienestar de los hijos. De la misma manera que no es lógico que ella pida 7.000 euros de pensión para mantener "caprichos" ya que la situación económica no está para que la gente derroche el dinero, ya que no olvidemos que hay dos niñas en medio de este divorcio y ninguna debe ver que sus padres pasan penurias. Bastante complicada está la vida. Este hombre, de haber tenido un piso a su nombre, podría haberse visto en la calle, pagando una pensión que para algunos es una tremenda fortuna y sin poder vivir en su propia casa, como ha sucedido y seguirá sucediendo mientras exista gente aprovechada. En una separación, el problema no recae en las decisiones del juez, sino en la buena o mala voluntad de la ex pareja (sea hombre o mujer) y en los casos en que uno de los dos sale herido sentimentalmente, es más fácil que se busque dañar al otro a través del dinero o de la custodia. Una sentencia como ésta, a pesar de crear mucha polémica por el sensacionalismo de los titulares, acaba siendo una solución práctica, cómoda y que implica como gasto mayor el realizar unas obras que suponen un mal menor, incluso para los abuelos, que verán como sus nietas crecen en su casa, y a las que podrán visitar a menudo dado que, como presupone la juez, no hay relación negativa entre ambas partes, ex suegros y ex nuera.

No nos concierne a nosotros aceptar o apelar esta sentencia, realmente quién se ve afectado es quien tiene que revocarla o no, y en este caso parece que no ha habido acciones negativas. Poneros a hablar sobre el abuso o sobre protección de algunos casos de divorcio podría llevarnos a páginas y páginas de análisis, pero cuando hay hijos de por medio, y se realiza un divorcio de mutuo acuerdo, se debe primar por el bienestar de estos por encima de todo, ya que no tienen la culpa de las circunstancias de una separación. Tienen derecho a crecer en un hogar y a poder estudiar y alimentarse.

El éxito o fracaso en este caso dependerá de si se conceden todos los permisos al padre, ya que de no poder realizar las obras, deberá buscarse otra vivienda, así que por favor, señores vecinos, sean solidarios y permitan a esta familia vivir su vida tal y como ha dictaminado la juez, hasta que el tabique les separe, juntos pero no revueltos.

Posted in: Legislación, Actualidad | Tags: | Comments (4) | View Count: (7111)

Comments

  • La verdad que esta caso parece de pelicula , no de la vida real. Realmente raro que le veradero dueño de la propiedad no pueda aplicarla de forma efectiva.
    15/06/2016 22:27:24 Reply
  • Que complejo la verdad parece de pelicula.Por otro lado con los problemas de paro que hay en el pais la verdad que una desicion digna de una historia de pelicula.
    27/04/2016 4:59:06 Reply
  • Esta sentencia , me recuerda a la pelicula la Guerra de los Roses , donde termina con un final tragico, no creo que sea este el caso.
    14/01/2016 14:45:53 Reply
  • Interesante caso para analizar, lo mismo ganas de complicarse algunos con guerras internas . me recuerda a una pelicula "La guerra de los Roses" lo cuales no tiene un final feliz.
    27/11/2015 23:19:25 Reply

Post a Comment

Archivo

Categorías

Todos los servicios
de provimad

epropiedad

emercantil

etrafico

enotifica

evalora

Estamos a
tu disposición

902 500 319

8:15 a 15h y de 16 a 17h
Viernes de 8:30 a 15:30h

hola@provimad.es

facebook  twitter  linkedin  youtube





Certificado IQNet    Certificado Aenor    Distintivo de Adhesión al Sistema Arbitral de Consumo de la Comunidad de Madrid    Aviso legal  |  Condiciones de uso  |  Política de privacidad

dummy